CLT

La vieja madera podría ser el material del futuro. Una vuelta al pasado con la tecnología presente.

CLT

La madera contralaminada CLT (Cross Laminated Timber) son paneles  compuestos por tablas de madera encoladas, cuya orientación (0º ó 90º) se alterna periódicamente, variando la dirección de las fibras, lo que incrementa su resistencia a la compresión. Más fácilmente remplazable (en bosques reforestados con tala controlada) y más ligera que los costosos y pesados acero y hormigón armado, además, es más resistente al fuego y más fácil de manipular.

En Europa, la madera se utiliza actualmente en cerca del 25% de la construcción residencial. Gracias a su adaptabilidad a cualquier diseño, las posibilidades de uso de la madera contralaminada son prácticamente ilimitadas y permite construir edificios de alturas superiores que las viviendas unifamiliares de madera que estamos habituados a ver. También nos permite proyectar diferentes formas de construcción en general, diferentes configuraciones espaciales y libertad en la ubicación de aperturas, formas y tamaño.

Las propiedades de transferencia de fuerza de una estructura CLT permiten estructuras de piso con grandes luces (aproximadamente 7.5m). El uso de madera a base de paneles prefabricados, reduce el tiempo de construcción y abarata los costes.

“Estamos convencidos de que la prefabricación con elementos y estructura de madera es el sistema constructivo del futuro por el respeto al medio ambiente, la eficiencia energética y la conservación forestal además de la reducción de los plazos de construcción, la mejora en el ratio de superficie útil/superficie construida y la aportación al confort de las personas que ya están viviendo dentro de edificaciones realizadas con elementos naturales”

Como ejemplo, Vancouver (Canadá) cuenta con el que es, de momento, el rascacielos de madera más alto del mundo, con 18 plantas y 53 metros de altura, levantado en 66 días, un tiempo récord. Como ocurrió a principios del siglo XX con los rascacielos de hormigón y acero, se ha iniciado una competición por romper ese récord. En Ámsterdam se construye un edificio de 21 plantas y 75 metros. Estocolmo quiere llegar a las 40 plantas y 133 metros. Y Londres proyecta un rascacielos de 80 pisos y 300 metros de altura.

Es increíble el desarrollo que está teniendo considerando el desarrollo de la industria de CLT con la instalación de fábricas en Austria, Alemania, Suecia, Noruega, USA, Finlandia, Letonia, Japón, Suiza, Canadá, Australia, España, China, etc.
Para profundizar más sobre las cualidades y posibilidades que ofrece este maravilloso material, os invitamos a visitar los siguientes artículos publicados por el blog de la madera estructural:
MK2 Arquitectura
¿No sabes a quién encargar tu obra nueva?